Reparación de puertas corredizas

Se dan tips y consejos para reparar las puertas corredizas

reparacion-de-puertas-corredizasLas puertas corredizas pueden provocar dos sensaciones: pueden funcionar de maravilla, o pueden transformarse en una verdadera molestia. Su propia naturaleza indica que muchas veces pueden funcionar mal.

La mayoría de las reparaciones implican que la puerta se saque del lugar. Esto no parece ocasionar demasiados problemas, solamente hay que levantarla un poco y empujarla hacia afuera. Aquí mostramos algunos posibles inconvenientes y sus respectivas soluciones:

1. La puerta no corre. Chequear los andenes. Si están flojos, ajustarlos, y si están rotos, cambiarlos. Si la goma está torcida o salida de lugar, pueden volver a ponerla en el lugar utilizando un martillo u otra herramienta que prefieran.

2. La puerta se sale de lugar. Chequear que esté todo en el lugar. Limpiar bien el camino con cuidado y lubricarlos con parafina o con spray de silicona.

3. La puerta no cierra bien o no tranca. Los picaportes o las trancas muchas veces no funcionan bien, y por ende no trancan bien tampoco. Se está rota o desgastada, cambiarla. Debe trancar bien y frenarla correctamente cuando la puerta toca el marco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *