Colocar baldosas de ceramica

Utilice un adhesivo de baldosas de piso a prueba de agua que permita cierta flexibilidad cuando se asiente.

Colocar Baldosas de Ceramica

Utilice un adhesivo de baldosas de piso a prueba de agua que permita cierta flexibilidad cuando se asiente. Siga las instrucciones del fabricante y utilice una pala para trasplantar, con o sin agujeros, como se indica, para esparcir el adhesivo en el piso para cubrir un área manejable para colocar aproximadamente 10 baldosas.

Utilice una capa de adhesivo en el dorso de la baldosa y presionar sobre la posición deseada. Es muy importante colocar la primer baldosa correctamente, ya que su posición determinará la posición de todas las otras baldosas en la habitación. Utilizar una tabla con clavos para regular la distancia entre las baldosas. Estar áreas serán enlechados cuando el piso este completo y las baldosas tienen que estar igualmente espaciadas resultados prolijos y exactos.

Utilice una niveladora para chequear el nivel horizontal y la rectitud del eje para chequear continuamente la posición de las baldosas sobre el piso. Continúe a través de la habitación y trabaje hacia la puerta. Deje la habitación por 24 horas. Luego remueva las tablas y corte las baldosas de los bordes y arreglarlas en una forma similar. Remueva los espaciadores de plástico y enelchar las baldosas.

La lechada esta disponible en una variedad de colores, pero los colores estándar son blanco, gris y marrón. Si no esta seguro del color a usar, mezcle pigmentos de los colores de lechada en polvo e intente combinar el color antes de agregarle el agua. Sin embargo, la mayor parte de los suelos de baldosas son enlechados con una mezcla mortero. Utilice una espátula de plástico para empujar la lechada en los espacios entre las baldosas. Asegúrese que todos los espacios estén llenos y luego limpié la lechada de la superficie de las baldosas. Utilice el borde desafilado de algún palo o herramienta, y cuidadosamente suavice la lechada entre los espacios, pero no cave dentro la lechada. Remueva cualquier exceso de lechada antes de que se seque.

Permita que el piso se seque completamente antes de pulir la superficie de las baldosas con una tela seca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *