Decoración a prueba de niños

Se muestran algunas sugerencias para lograr una decoración que no sea peligrosa para los chicos.

decoracion-a-prueba-de-ninos

Paso 1: Utilizar pintura lavable

Lo primero que hay que hacer es utilizar pintura lavable. Es ideal para la cocina, para el cuarto de los chicos y áreas muy transitadas como los pasillos. Si las paredes se llenan, por ejemplo, de chocolate, lavarla con jabón y una esponja.  La pintura lavable debería conservar su aspecto original, y el mismo color, que antes de limpiarla.
Paso 2: Proteger de derrames

Limitar los alimentos y bebidas a la cocina. Si un accidente ocurre, las alfombras con tratamiento para manchas se limpian en el acto. Enrollar y guardar la alfombra oriental, y utilizar una más práctica como por ejemplo, de sisal. Los manteles individuales lavables en vez de un mantel entero, son mucho más prácticos cuando hay chicos en la vuelta.
Paso 3: Mantener los objetos valiosos fuera del alcance de los niños

Enseñarle a los chicos a respetar el hogar. Los chicos pueden ayudar en la casa, ya sea barriendo o ayudando con la ropa.  Es importante mantener los objetos de valor alejados de los chicos, pero enseñarles el valor de esos objetos. Utilizar lámparas de techo en vez de lámparas portátiles para evitar los accidentes eléctricos. Por último, guardar todos los juguetes en cajas o cajones adaptados para niños. Y siempre ordenar el cuarto antes de ir a dormir, para que al otro día al levantarse la tarea sea más sencilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *