Cómo reparar cerámica

Los adornos de cerámica son piezas muy atractivas para la decoración, pero tienen el inconveniente de su fragilidad. Podemos reparar en casa una rotura en estas piezas, empleando masilla epoxi.

La cerámica es un material de gran calidez y belleza y es uno de los favoritos para la fabricación de adornos y vajilla. Pero este material es muy frágil y es común que sufra roturas y rajaduras, por lo que resulta de gran utilidad saber cómo repararlo.

Limpiaremos perfectamente la superficie de la pieza que vamos a reparar, para eliminar todo rastro de grasa o suciedad. Dicha limpieza puede hacerse con un algodón empapado en alcohol, a menos que sea una pieza pintada con alguna pintura que pueda ser atacada por el alcohol, en cuyo caso deberemos lavarla con agua y jacón neutro, pero después debemos dejar secar completamente.

Reparación de la pieza de cerámica:

Para reparar la pieza de cerámica utilizaremos masilla epoxi. Amasaremos una porción pequeña de masilla, suficiente para la reparación nomás. La masa debe quedar homogénea.

Aplicamos la masilla a la zona que vamos a reparar, si se trata de una unión, apenas aplicaremos una capa muy fina de masilla al borde de la rotura y luego uniremos las piezas y presionaremos hasta que sobresalga el material. Luego quitamos los sobrantes con cuidado que la pieza no se desprenda de nuevo.

La masilla debe extenderse sobre toda la superficie de modo que quede completamente en contacto para que adhiera adecuadamente.

Cuando la masilla se haya endurecido lo suficiente la trabajaremos para darle el acabado. Para ello utilizaremos lija, lima o un cuchillo para darle forma y textura apropiados. Es conveniente realizar esta tarea con calma para obtener el mejor resultado y cuidar de los detalles.

En el caso que debamos unir dos partes de una pieza y que falte un trozo, esta masilla nos permite rellenar el hueco faltante.

Si la pieza es pintada, deberemos pintar la unión tratando de reproducir los mismos colores, teniendo en cuenta que la pintura cambia el color al secarse y suele quedar más clara.

Es recomendable utilizar pinturas acrílicas para el acabado de nuestra pieza cerámica y en caso de que tenga acabado esmaltado, aplicaremos una mano de barniz incoloro al agua luego que la pintura haya secado.

Si la pieza estaba tratada al natural o barnizada simplemente, podemos aplicar cera para el acabado final.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *