Reparar cajones atascados

Hay muchas razones por las cuales los cajones se atascan, por lo tanto es importante detectar el origen del problema para poder solucionarlo.

Los cajones son parte importante del mobiliario, en ellos podemos guardar toda clase de objetos de manera ordenada y fácil de encontrar. Pero suelen tener un inconveniente funcional, es frecuente que se atasquen y esto tiene diversas causas, la más frecuente son las deformaciones ocasionadas por las dilataciones y contracciones producidas por la temperatura y la humedad, pero también pueden ser ocasionados por desgastes, problemas con el riel guía, y otros daños.

Soluciones para cajones atascados:

• Una de las soluciones más sencilla y que generalmente funciona con los cajones atascados es frotar las guías con cera de vela o con jabón seco, esto alisa las superficies en contacto facilitando el desplazamiento por disminuir el rozamiento. También podemos utilizar polvos de talco, que funcionan de la misma manera.

• Si las soluciones anteriores no surten efecto, podemos utilizar una lija para desgastar la zona de rozamiento de las guías y luego aplicar la cera, jabón o talco.

• Muchas veces, los cajones tiene desnivelados los topes de fondo, lo cual dificulta el desplazamiento de los mismos. Para solucionarlo basta con fijar correctamente los topes.

• Los muebles de madera suelen estar encolados y los cajones no son la excepción. Este pegamento se deteriora con el tiempo, dejando de mantener las piezas del cajón unidas, esto impide el movimiento del cajón. Para solucionarlo deberemos encolar nuevamente el cajón y dejarlo secar muy bien, antes de retornarlo a su sitio. Antes de volver a encolar debemos limpiar con una lija la zona.

• Si las guías están rotas o astilladas, debemos sustituirlas por unas nuevas. Para mejorar el funcionamiento de las nuevas guías y protegerlas del desgaste, aplicaremos cera, jabón o talco.

• La humedad produce la hinchazón de la madera, lo que hace que el cajón quede clavado en su posición. Para solucionar este molesto inconveniente utilizamos un cepillo de carpintería o una lija y rebajamos la zona donde se produce el atascamiento.

• Los cajones que tienen guías rieles de metal pueden ser atacados por el óxido. En este caso, debemos lijar cuidadosamente las guías y luego frotarlas con cera de vela o grasa para máquinas, pero en muy pequeña cantidad, pues podría escurrir y provocar manchas.

• En ocasiones, los tornillos que sostienen las guías se aflojan, bastará con ajustarlos o cambiarlos en caso de que hayan formado casa. Con esto la guía quedará firme y permitirá el movimiento cómodo del cajón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *