Cómo limpiar y engrasar una cadena de bicicleta

La cadena de la bicicleta es uno de los elementos que más se ensucia, debido a que está untada con grasa o aceite para reducir el rozamiento durante su trabajo. Para mantenerla en buen estado es necesario limpiarla periódicamente.

La cadena de una bicicleta es el elemento encargado de transmitir el movimiento de los pedales a la rueda trasera para producir el avance de la bicicleta.

Cuando la bicicleta produce un chirrido al desplazarse, significa que la cadena no está en buen estado, tal vez falta grasa, está sucia o deteriorada. Esto, a su vez perjudica los engranajes y la propia cadena. Para solucionarlo limpiaremos y engrasaremos la cadena y los engranajes, prolongando la vida útil de nuestra bicicleta.

Para realizar la tarea necesitaremos desengrasante, aceite, trapos viejos o papel de cocina, guantes de látex, un cepillo especial o un trozo de alambre grueso.

Procedimiento para limpiar y engrasar la cadena:

En primer lugar acondicionamos el espacio para hacer la limpieza colocando unos periódicos o nylon sobre el suelo, para evitar manchas.

Haremos la limpieza con la cadena puesta en su sitio. Primero quitamos el polvo y grasa viejos, ya que se adhieren constantemente a la cadena por causa de la grasa convirtiéndose en verdaderas lijas. Esto se hace con un desengrasante que se encarga de ablandar y eliminar la grasa, que generalmente se presenta en spray. Lo aplicamos a la cadena, los platos y los piñones directamente, en una capa fina.

Dejamos que el producto actúe el tiempo necesario, de acuerdo a las instrucciones del fabricante. Antes de limpiar no colocamos los guantes y frotamos la cadena con un trapo. Si no conseguimos un trapo adecuado, también podemos utilizar papel de cocina. Si nos quedan restos de suciedad, entonces repetimos la aplicación de igual manera. La cadena debe quedar reluciente, al igual que los platos y piñones. En los lugares de difícil acceso usaremos un cepillo especial o el alambre grueso cubierto con el trapo.

Cuando tenemos todo limpio, aplicamos una capa fina de grasa o aceite a cada elemento. En los piñones se aplica el aceite sobre el eje, pues los dientes recibirán la grasa de la cadena. En los platos engrasamos el eje y no los platos, porque se ensuciarían de inmediato.

En la cadena aplicamos la grasa o aceite sobre cada eslabón, sin olvidar ninguno, pues estaría sin protección y recibiría mayor daño. Para que la grasa se distribuya de manera homogénea, daremos varias vueltas a la rueda trasera, de este modo el aceite fluirá a todos los elementos de la bicicleta de forma pareja.

Cómo crear un centro de mesa

Es sencillo crear centros de mesa con flores variadas y elementos de la naturaleza, conformando conjuntos armoniosos y equilibrados de gran belleza.

Con flores de temporada, flores clásicas, ramas, manzanas, un tronco seco, semillas y dos recipientes de vidrio, podemos crear un elaborado centro de mesa para adornar la mesa de centro o la del comedor.

Los recipientes de vidrio pueden tener cualquier forma, pueden ser tarros de conservas o floreros, pero deben ser iguales para mantener un equilibrio.

Utilizaremos dos hojas largas de distintas especies para forrar el interior de uno de los recipientes y luego introduciremos varios ramilletes de pequeñas flores verdes cerradas, de modo que semejen pequeños arbustos, cortaremos los tallos del largo justo del recipiente, para que sólo asomen las florcitas. El corte de los tallos debe hacerse con cuchillo nunca con tijera pues los aplasta.

Es necesario cambiar el agua del recipiente cada tres días para evitar que se enturbie.

Daremos un toque de color al arreglo colocando rosas naranjas junto con los arbustitos y algunas ramas de bambú o juncos atados. Aquí también recortaremos los tallos todos del mismo largo y los ataremos con un hilo natural. Ahora agregamos el agua.

Este florero puede ser suficiente como centro de mesa, pero lo acompañaremos con el tronco y el otro florero.

Florero con manzanas:

Colocaremos algunas manzanas pequeñas en el otro recipiente, de modo que queden muy apretadas, para que no floten a echar el agua.

Agregamos algún ramillete de florcitas verdes como en el anterior y podemos colocar una vela flotante si lo deseamos.

Dispondremos el tronco en el centro de la mesa siguiendo la dirección diagonal y montado sobre una hoja enorme y verde que sirve como base del adorno. Puede ser una hoja de poto o similar.

Sobre el tronco colocaremos una flor salvaje de color intenso y gran tamaño, en caso de no obtenerla, utilizaremos un ramillete de flores muy coloridas y de forma agradable que depositaremos sobre una hendidura del tronco.

A los lados del tronco dispondremos los dos floreros en cruz con el tronco, de modo de equilibrar formas y colores en un conjunto armónico y decorativo.

Cómo cambiar el grifo de la ducha

Las pérdidas en los grifos constituyen el problema más frecuente de la fontanería y representan no sólo una molestia, sino un gran gasto de dinero. Podemos ahorrar bastante si lo reparamos nosotros mismos.

Las pérdidas de agua son una molestia y un desperdicio de agua y de dinero, por ello debemos repararlas lo más pronto posible apenas las detectamos.

Para reparar o cambiar el grifo es necesario retirarlo de su lugar, aunque sea simplemente para cambiar las juntas o limpiarlo. Antes de comenzar con esta tarea debemos cerrar el paso de agua.

En primer lugar debemos aflojar el tapajuntas o embellecedor que cubre la conexión del grifo con la pared. Dicha conexión es una pieza denominada excéntrica pues debe ajustarse a la distancia entre las tomas de entrada de los grifos, ya que son trabajo de obra en el lugar y no siempre quedan a la misma distancia. Estas piezas nos permiten que con un simple giro podamos acomodar la separación de las tomas para conectarlas al grifo.

La excéntrica consiste en un tubo roscado con una forma distinta en cada extremo para que se adapte al grifo y a la toma de agua, además tiene forma quebrada para que al girarlo podamos adaptar la separación de la entrada a las tomas.

Para desmontar el grifo desenroscamos los tapajuntas y luego las excéntricas con una llave inglesa grande o una llave para tubos. Evitaremos rayar la tuerca o el grifo, colocando una tela en la rosca.

Si soltamos ambas tuercas simultáneamente, nos evitaremos atascamientos innecesarios.

Realizamos el cambio de juntas y el de grifo, en caso de que fuera necesario y volvemos a montar el grifo.

Montaje de un grifo de ducha:

El montaje se realiza a la inversa del desmontaje. Desmontamos las excéntricas y colocamos cinta de teflón en la unión con la tubería. Debemos cuidar que la cinta quede bien lisa y ajustada a la rosca y la colocaremos en sentido contrario a la rosca, de forma que al roscar, la cinta se apriete sobre sí misma, de otra forma se soltaría. Es conveniente poner varias vueltas de cinta, pero sin exagerar, para que la rosca quede bien ajustada. Una vez que la rosca esté ajustada no la moveremos, de lo contrario debemos cambiar la cinta.

Ahora ajustamos los tapajuntas o embellecedores hasta que queden pegados a la pared, pero sin apretar fuerte.

Finalmente posicionamos el grifo y apretamos las tuercas de ambos lados, cuidando de hacerlo de manera pareja y con la misma intensidad.

Florero forrado con espejos

Los floreros son elementos decorativos muy atractivos. Para tener un florero muy original realizaremos uno recubierto con cuadraditos de espejos.

Los floreros son elementos decorativos necesarios en toda casa, pues nos permiten disponer de manera apropiada los arreglos florales.

Para salirnos de los modelos tradicionales y comunes, proponemos un original florero recubierto con pequeños cuadraditos de espejo, similar a las bolas de espejos que se utilizan en las discotecas como ornamentación.

Cómo hacer un florero recubierto de espejos:

Para hacer este florero podemos utilizar un florero viejo, una lata de las que contienen una botella de whisky, un tarro de vidrio viejo, un recipiente cilíndrico de cerámica, etc. Lo importante es que nuestro recipiente tenga forma cilíndrica y que su superficie sea lo más lisa y pareja posible para fijar correctamente los espejos.

Materiales:

– 1 recipiente cilíndrico (de vidrio, hojalata, cerámica, etc.)
– papel periódico
– cola vinílica
– pistola encoladora
– enduido plástico
– brillantina plateada
– espejos de 2x2cm
– cera líquida

Primero forramos el recipiente con papel periódico. Mojamos el papel en la cola vinílica y lo aplicamos sobre el recipiente procurando que lo cubra todo. De la misma forma aplicamos siete capas más y dejamos secar bien. Esto puede llevar varios días.

Cuando esté seco, emparejaremos los bordes con una lija. Aplicamos una capa de enduido plástico fina y lo dejamos secar completamente.

Volvemos a lijar y retiramos cuidadosamente el polvillo. Ahora estamos en condiciones de pegar los espejitos con la pistola encoladora. Trataremos de distribuirlos en filas lo más parejas posibles (podemos ayudarnos con alambres o palillos de brochete). Dejamos secar.

Entre los espejos nos quedarán espacios huecos que rellenaremos con el enduido y retiraremos el excedente con un paño húmedo.

Las juntas podemos recubrirlas con cera con la brillantina, dando un efecto más agradable a las juntas.

Para que los espejos queden más brillantes, podemos limpiarlos cuidadosamente con la punta de un paño embebido en alcohol.

Cómo soldar con soplete

La soldadura con soplete es la más empleada en fontanería. Esta soldadura se conoce como blanda porque alcanza una temperatura máxima de 450ºC y el material de aportación penetra en las juntas por capilaridad.

La soldadura con soplete es una de las más utilizadas en fontanería. Esta soldadura se conoce como soldadura blanda y requiere de temperaturas que llegan hasta los 450ºC.

El soplete es una herramienta que sirve para realizar uniones que requieran de temperaturas elevadas. Esta herramienta puede alimentarse por dos tipos de gas, butano o propano. Los sopletes antiguos se alimentaban de queroseno, pero alcanzaban temperaturas menores y su manejo era muy engorroso.

El soplete está formado por tres partes principales:

– La empuñadura: es el mango por donde se sujeta. En él está ubicada la llave reguladora del pasaje de gas.
– La boquilla o quemador: es la salida del gas y donde se produce la llama. Pueden ser de distintos tipos y pueden recambiarse.
– Tubo flexible: es el que se utiliza para la conexión entre la botella del gas y la empuñadura.

Las boquillas o quemadores pueden ser de distintos tipos:

– Boquilla de fontanería: produce una llama envolvente. Se utiliza para soldar tubos de cobre en soldadura blanda con estaño.
– Boquilla de punta fina: brinda una llama con forma de dardo. Es utilizada para soldadura fuerte por alcanzar una temperatura superior.
– Boquilla de punta súper fina: es empleada para soldadura fuerte.

Para soldar se utilizan distintos materiales:

– Desoxidante: es necesario para evitar que las partes a soldar se oxiden. Algunos de los materiales de aportación ya incluyen el desoxidante. Esta sustancia varía según el tipo de soldadura y el material a soldar.
– Material de aportación: este material depende de las piezas que se van a soldar y del uso que se les dé.

Cómo soldar con soplete:

La soldadura con soplete o blanda emplea temperaturas hasta 450ºC.

Este método de soldadura se conoce como soldadura blanda por capilaridad y consisten en unir dos tubos de cobre, los cuales están preparados para encajar uno en el otro mediante el estaño.

Primero se calientan los tubos. Luego se aporta estaño a la junta y se funde debido al calor, penetrando por capilaridad entre los tubos. Al enfriarse se solidifica, asegurando el ensamblado de los tubos y su hermeticidad.

Cómo hacer un biombo

Un biombo es un elemento decorativo compuesto por paneles móviles unidos entre sí por medio de bisagras. Estos paneles articulados se inventaron en China y llegaron posteriormente a occidente

Los biombos son mamparas articuladas formadas por distintos paneles que van unidos y articulados entre sí por medio de bisagras. Son originarios de China y se empleaban para proteger las habitaciones del viento.

Estos elementos decorativos son ideales para separar ambientes, frenar corrientes de aire o para crear rincones de intimidad dentro de una habitación. Pueden estar constituidos por dos, tres o más paneles.

La fabricación de biombos puede realizarse empleando una gran variedad de técnicas. El biombo es un elemento liviano y maleable, por lo que ofrece múltiples usos y permiten trasladarlos con facilidad, incluso quitarlos y guardarlos cuando se necesite.

Los biombos pueden tener paneles macizos o ser marcos forrados con diferentes elementos (papel, tela, etc.). también pueden utilizarse otros materiales, tanto para los marcos como para los paneles macizos de los biombos: bambú, madera, acero inoxidable, hierro forjado, aluminio.

Cómo hacer un biombo de paneles macizos:

Haremos un biombo con tres paneles macizos de madera triplay que vamos a decorar con papel tapiz autoadhesivo.

Materiales:

• 3 chapas rectangulares de triplay de abedul de 180x50cm
• 8 bisagras (deben permitir la rotación en ambos sentidos)
• destornillador
• papel tapiz autoadhesivo
• cúter

Para hacer nuestro biombo necesitamos una zona espaciosa para trabajar. Alinearemos en el suelo los tres paneles y marcamos la ubicación de las bisagras. Deben equidistar entre sí y su separación no puede ser mayor de 60cm. Las bisagras superiores e inferiores, no pueden distar más de 8cm de los bordes superiores e inferiores.

Luego que tenemos nuestras marcas, lijamos toda la superficie de los paneles para asegurarnos de que esté lisa, lo que mejora la adherencia del papel. Limpiamos para eliminar toda partícula de polvo.

Para colocar las bisagras ponemos primero las que están hacia los extremos de los paneles y luego las centrales.

Cuando tenemos las bisagras colocadas aplicamos el papel tapiz. Cortamos seis rectángulos del tamaño de los paneles, dejando un margen por posibles errores. Los pegamos comenzando por la parte superior y bajamos alisando con una regla o una tablilla, que elimine las burbujas.

Cuando terminamos de forrar nuestro biombo, cortamos tiras de papel del ancho de los paneles y recubrimos los bordes de cada panel.

Si quedan sobrantes de papel, los cortamos con el cúter.

Podemos decorar nuestro biombo de otras formas, sin utilizar papel tapiz, por ejemplo pintándolo liso o con diseños, también podemos emplear la técnica de decoupage.

Cómo hacer una mesa de vidrio decorado

Para esos rincones libres que necesitan de algún elemento decorativo, haremos una mesa de vidrio decorado que simule un efecto de vitrofusión. Este procedimiento es muy sencillo y económico.

Si bien, las casas modernas se caracterizan por la falta de espacio, es bastante frecuente contar con algún rincón difícil de llenar, como el espacio entre sillones, un rincón solitario, etc. Para ello, nada mejor que una pequeña mesa, la que no solo decora sino que nos ofrece múltiples usos, ya sea para apoyar la taza del café, depositar nuestro libro o revista, colocar un ramo de flores o una lámpara de lectura.

En este caso, haremos una mesa de vidrio decorado. Esta tarea no es difícil ni costosa, sólo necesitamos un vidrio rectangular y unas patas.

Cómo hacer una mesa de vidrio decorado:

Vamos a decorar el vidrio de forma que simule un efecto de vitrofusión.

Materiales:
• 1 vidrio rectangular (o chapa de acrílico) de cualquier medida y con las esquinas redondeadas y los bordes también.
• 4 tubos de plástico
• laca para vitrales (los colores primarios)
• barniz incoloro
• arena
• pistola encoladora
• pegamento universal
• 1 pincel viejo

Primero vamos a preparar el vidrio. Limpiamos bien la superficie del vidrio con alcohol y dejamos secar completamente.

Con la pistola encoladora realizamos formas de toda clase sobre la superficie del vidrio y las dejamos secar.

Pintamos el vidrio con las lacas, aplicándolas por goteo con el pincel. En algunos sectores agregaremos un poco de arena y luego volveremos a aplicar laca sobre la arena. La pintura tenderá a mezclarse en las zonas limítrofes y adquirirá relieve por los diseños realizados con la pistola encoladora y la arena. Dejamos secar muy bien.

Protegemos la pintura con barniz incoloro y lo dejamos secar.

Adherimos los tubos a las esquinas del vidrio, del lado que está pintado. Debemos cuidar que nos queden en la misma ubicación y que estén perfectamente verticales respecto del vidrio. Los tubos serán las patas de la mesa. Dejamos secar bien.

Ya está lista nuestra mesa para ubicarla en el rincón que más nos guste. Pero tenemos que recordar que sus patas están pegadas, así que no podremos colocarle objetos pesados encima.

Cómo hacer un banco de carpintero

Un banco de carpintero es una mesa de trabajo especial empleada en los trabajos de carpintería. Debe ser fuerte, sólida y plana.

El banco de carpintero es la mesa de trabajo empleada en carpintería para la concreción de las diversas tareas como aserrado, cortado, martillado, lijado, cepillado, martillado, perforado, etc.

Por lo general están conformadas por un tablero sostenido por cuatro patas fuertes, fabricados con maderas duras. El tablero no está hecho con una sola pieza, sino que posee un canal central para depositar allí las herramientas durante el trabajo. La superficie del tablero debe ser lo más plana posible.

Deben tener además una prensa delantera vertical y dos morsas con carro que funcionan en sentido horizontal.

Cómo hacer un banco de carpintero:

El banco debe ser sólido, tener una base estable, una superficie de trabajo resistente y una altura correcta.

Las medidas recomendadas para el banco son: 80cm de ancho, 150cm de largo y 85cm de altura.

Materiales:
– 4 listones de sección 10x10cm y 80cm de largo.
– 4 piezas de sección 10×2,5cm y 150cm de largo
– 4 listones de sección 10x10cm.
– 3 soportes para tope de sección 10x5cm y75cm de largo.
– 2 tablones de sección 30x5cm y 150cm de largo.
– 1 tabla de sección 20×2,5cm y 150cm de largo.
– 1 tablón de sección 20x5cm y 80cm de largo.
– 1 pieza de compuesto de 80cm de ancho x 150cm de largo.
– 1 tornillo de banco.
– tornillos, clavos y cola.

Luego de hacer las entalladuras unimos las patas a los laterales con tornillos para que queden seguros.

Las entalladuras de las piezas laterales se colocan: una en un extremo y la otra va 15cm del otro extremo. Su profundidad es de 5cm.

Cuando están listas las piezas laterales se fijan los largueros. Los inferiores van a 25cm del extremo de las patas. Los listones se fija separados 29cm, sirven para reforzar la superficie del banco.

Los soportes se fijan al entrepaño. Debemos hacer cortes de 10x10cm en el entrepaño que cada esquina, para acoplar las patas, las fijamos con tornillos o clavos.

Ahora que tenemos la estructura de soporte, armaremos el tablero, primero colocamos uno de los tablones que debe quedar a ras con la estructura del banco. Luego aplicamos cola a ambos lados de la tabla fina y l afijamos. Finalmente colocamos el otro tablón.

Luego colocamos el tornillo de banco y la guía.