Cómo decorar un living

El living es la habitación social de nuestro hogar. Es en él que recibimos a nuestras visitas y debe poseer una personalidad semejante a la nuestra. Este espacio será además confortable y descontracturado.

El living es la habitación social por excelencia, es en esta habitación donde recibimos a las visitas, donde nos reunimos con la familia y donde pasamos nuestros ratos de ocio, por eso debemos ocuparnos de su decoración para que resulte confortable, acogedora y atractiva. Después de todo, será la carta de presentación de nuestro hogar.

Aquí tenemos algunas ideas que podrían servirte al momento de decorar tu living, para que el resultado sea estimulante y desacartonado, algo fresco y natural como tu personalidad.

Ideas para decorar un living:

A la hora de decorar el living siempre deseamos dejar en evidencia nuestro estilo de vida y personalidad, por eso no debemos temer a ser audaces en la decoración tanto como en la vida.

Podemos pintar los muebles de colores fuertes para crear un foco de atención en determinada zona del living, por ejemplo en la mesa de centro o en la biblioteca, preferentemente en la parte destinada a la visita, esto hará que tu living no pase desapercibido.

Si realmente queremos descontracturar nuestra sala, podemos girar el eje de distribución y hacerla en diagonal respecto a las paredes, esto le aporta dinamismo. Esta solución sólo es aplicable en salas de gran tamaño, pues tendremos sectores desperdiciados debido a tal distribución.

Una mesa de centro cubierta con una imitación de cuero de vaca es un detalle realmente sorprendente y el resultado es atractivo y elegante si se lo sabe combinar con piezas de líneas sobrias y colores brillantes.

En lugar de la tradicional mesa de centro podemos utilizar dos bancos largos en madera natural. Deberemos elegirlos de buena madera, para que la veta les confiera dignidad.

Los cojines son un eterno comodín en el living, nos permiten cambiar su aspecto sin mucho gasto y sin realizar ninguna tarea, simplemente cambiamos sus fundas. De acuerdo al clima que queramos crear elegiremos nuestras fundas. Unas fundas negras de satén dan jerarquía a nuestro espacio, en cambio, fundas de distintos colores en lino y con diseños étnicos otorgan un toque de exotismo instantáneo.

Otra opción para la mesa de centro es formarla con cubos de madera huecos, los que nos permiten utilizarlos para guardar libros, revistas, adornos u otros objetos. Estas piezas pueden acomodarse de diversas formas, de acuerdo a las necesidades de cada ocasión. Formando un zigzag, colocándolas a los lados para apoyar platos cuando hay visita. Estas piezas podemos comprarlas en las carpinterías por poco dinero y luego pintarlas acorde a la decoración existente.

Los muebles de medida y con módulos extraíbles son una buena opción para los livings pequeños, además de imprimirles un toque muy personal.

Para espacios reducidos y para dar un toque más informal, podemos disponer dos cuerpos de sofá en L. Con esto ganaremos lugar y confort.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *