Cómo reparar una puerta interior

Las puertas se deterioran con el uso como cualquier parte de la casa. Para mantener su buen funcionamiento, debemos realizar un mantenimiento periódico, a fin de eliminar los desperfectos apenas surjan.

Las puertas como cualquier parte de la casa, se deterioran por el uso y necesitan de un mantenimiento constante. Es un hecho que cuanto antes reparemos cada desperfecto, menos daño sufrirán.

Para reparar una puerta que no funciona correctamente debemos conocer el problema, de ese modo podremos realizar el trabajo adecuadamente. Por eso hemos recopilado estos consejos para el mantenimiento de una puerta interior, para que puedas hacerlo tú mismo sin tener que gastar en contratar a un especialista.

Consejos para repara una puerta interior:

• Puertas deformadas: la deformación de las puertas es uno de los problemas más comunes, se debe generalmente a la humedad ambiente, al calor o a la falta de estacionamiento de la madera con la cual se construyó la puerta. Si la combadura está en la zona de las bisagras, debemos reforzar la unión entre la hoja (jamba) y el marco, para lo que agregaremos una bisagra. Retiramos la hoja de su ubicación y realizamos un hueco con un formón para ubicar la caja de la bisagra en el canto de la hoja y en el marco. Antes de retirar la hoja debemos marcar la posición de la nueva bisagra. Atornillamos la bisagra en su emplazamiento y volvemos a colocar la hoja de la puerta. Con esto bastará para que funcione perfectamente.

• Bisagras flojas: en ocasiones, el movimiento de las puertas ocasiona un juego con las bisagras, lo que termina por aflojar los tornillos de las mismas. Este movimiento constante, termina por agrandar los orificios en los cuales están insertos los tornillos, de modo que al ajustarlos, no quedan realmente ajustados. Para solucionar este problema debemos rellenar los orificios. Existen varias formas de hacer este relleno, la más sencilla es con cola vinílica mezclada con aserrín, da buen resultado y se adapta a cualquier hueco, aunque la unión no resiste demasiado esfuerzo. Otra solución es colocar una astilla o una espiga de madera, esto depende del agrandamiento del hueco, por lo general, bastará con una astilla. Para que nuestro relleno no se afloje en poco tiempo, colocaremos un poco de cola vinílica antes de rellenar. Luego insertamos la astilla o espiga (también puede ser un mondadientes), lo dejamos secar. Finalmente colocamos el tornillo apretando bien después de hacerlo.

• Puertas que se atascan: cuando una puerta se atasca, pueden ser muchos los factores que lo causan. La deformación de la hoja de la puerta, que ya explicamos cómo solucionarla. Que la bisagra esté floja, para repararla, sólo tenemos que ajustar los tornillos. Si esto no funciona, entonces podemos colocar un suplemento detrás de alguna de las bisagras. Este suplemento es simplemente un trozo de cartón fino. Lo colocamos detrás de la bisagra que está opuesta a la zona que roza el marco. Luego rebajamos la zona que roza el marco, lo hacemos con una lija o con el cepillo de carpintero.

• Abollones o pequeños orificios: cuando tenemos abollones profundos, arañazos u orificios ocasionados por clavos, polilla u otra causa, debemos rellenar la madera con masilla para madera, pero evitaremos que el relleno llegue a la superficie para que la masilla no quede a la vista. Para cubrir la masilla y darle un acabado más natural, prepararemos una pasta con aserrín de la misma madera y cola vinílica. Rellenamos el hueco y presionamos firmemente para que compacte. Luego dejamos secar y lijamos cuidadosamente con una lija al agua. Luego aplicamos el barniz, o cera en pasta, para disimular el arreglo.

• Humedades: cuando la madera presenta humedades, muchas veces debemos remover el trozo de madera afectado y lo reemplazamos por otro de la misma madera. Trataremos toda la puerta con un producto fungicida para eliminar los hongos que pudiesen encontrarse en otra parte de la puerta y para evitar la formación de nuevos hongos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *