Uniones entre maderas

El trabajo en bricolaje requiere permanentemente de la unión de diferentes piezas de madera, para lograrlo debemos utilizar alguno de los sistemas de unión existente.

Cuando trabajamos en bricolaje, y particularmente en carpintería, uno de los procedimientos que más utilizamos son las uniones de la madera. Esta operación nos permite fabricar infinidad de objetos con este noble material.

Existen diversas técnicas para la unión de piezas de madera que podemos clasificar en tres grandes grupos: ensamble, empalme y acoplamiento. Además de las uniones con intermediarios metálicos.

Tipos de uniones entre maderas:

Describiremos a continuación los distintos grupos de uniones y los tipos de uniones que cada uno incluye.

Empalmes:

Estas son lo que se conoce como uniones de testa, son las uniones donde las piezas quedan una a continuación de la otra y dentro de ellas tenemos el empalme a media madera (se realizan rebajes en ambas piezas a unir de modo que se complementen) y el empalme pernado (con uso de pinos o tacos que se encastran).

Ensambles:

Son las uniones en ángulo y se concretan en las uniones de caja y espiga. En este caso, se realizan hendiduras en la madera con formas complementarias de modo que puedan encastrarse las piezas a unir. Es el caso de las uniones dentadas como la de la fotografía.

Acoplamientos:

Estas son las uniones por los cantos de la madera, quedando las piezas una junto a la otra. Se dividen en: machihembrado simple, machihembrado doble y lengüetado.

Estos acoplamientos se realizan mediante la creación de ranuras y canales en los cantos laterales de los tablones de madera, practicados de forma tal que una pieza encastre dentro de la otra y así sucesivamente hasta unir todas las piezas. Es la unión típica que se utiliza para la construcción de paredes y pisos de tablones de madera.

Uniones con intermediarios metálicos:

Etas uniones incluyen el uso de llaves de anillo (piezas metálicas que transmiten los esfuerzos entre barras de madera, son piezas con forma de U o L y suelen ajustarse por medio de un perno o bulón. Otros elementos de unión que también podemos utilizar son los clavos y pernos.

Además de las llaves tenemos los soportes metálicos y las grapas. Todas son piezas metálicas que se aplican sobre la unión de las maderas para fijarlas y sujetarlas firmemente.

Técnica de craquelado fácil

El craquelado es una técnica de falso acabado, empleada para dar un aspecto antiguo a objetos nuevos. Esta técnica es muy sencilla y no requiere de materiales especiales.

El craquelado es una técnica de falso acabado que busca crear un efecto de envejecido en un objeto nuevo. Dicha técnica puede utilizarse sobre diversas superficies, madera, cerámica, pasta, yeso, etc.

En este caso, vamos a decorar un mueble nuevo para darle un aspecto añejo de una forma muy sencilla, empleando muy pocos materiales, el secreto está en la cola vinílica.

Materiales:

• pintura de base
• pintura de acabado
• cola vinílica
• pincel

Primero debemos limpiar bien la superficie a tratar con un paño humedecido. Lo secamos con un paño limpio.

Preparamos la base de pintura del color que hayamos elegido y pintamos todo el mueble. Dejamos secar completamente la pintura.

Diluimos la cola vinílica en un poco de agua, aproximadamente diez partes de cola y una de agua.

Aplicamos una capa generosa de cola con un pincel grueso, hasta que cubra completamente el mueble. Es importante destacar que cuánto más gruesa sea la capa de cola, más grandes serán las grietas del craquelado. Para darle un aspecto más natural a las grietas, podemos aplicar la cola de forma irregular.

Dejamos que la cola se seque un poco, hasta que adquiera consistencia firme, podremos notarlo porque forma una película seca, aunque al presionarla sentimos que está blanda.

Sobre la cola aplicaremos la pintura de acabado que hayamos elegido. Es preferible aplicarla diluida para que forme una película fina, de modo que facilite el craquelado.

Ahora dejamos secar completamente. Podremos notar a medida que el acabado vaya secando, cómo se van formando las grietas y cómo crecen a medida que se va completando el secado.

Para finalizar aplicamos una capa delgada de cera en pasta, lo cual dará un aspecto aún más antiguo.

Esta técnica sirve no sólo para mobiliario, también para cualquier objeto ornamental de madera, cerámica, metal, yeso, etc. Los resultados serán más notorios si utilizamos pintura látex, aunque se obtienen también muy buenos resultados con pinturas acrílicas.

Instalación de cerraduras magnéticas

Las cerraduras electromagnéticas están formadas por dos piezas principales, el electroimán que se fija al marco de la puerta y atrae la placa metálica fija que se ubica en la hoja de la puerta.

Hoy en día contamos con una gran variedad de cerrojos y cerraduras, las cuales empelan las diversas tecnologías disponibles. Las cerraduras magnéticas constituyen una excelente opción para nuestra seguridad.

La cerradura electromagnética está conformada por dos piezas principales: un electroimán de gran potencia que se fija al marco de la puerta y una placa metálica que se fija sobre la hoja de la puerta.

Las cerraduras magnéticas deberán cumplir ciertos requisitos: ofrecer resistencia a las manipulaciones con llaves falsas, ganzúas, taladros, etc. para evitar la extracción del rotor se aconseja la colocación de una roseta con protección del cilindro.

Las cerraduras electromagnéticas cuentan con un dispositivo imantado que impulsa el cierre de la puerta cuando se abre el circuito. El electroimán se acciona cuando se le suministra corriente eléctrica, atrayendo los objetos metálicos.

Estas cerraduras pueden instalarse tanto en interiores como en exteriores y en posición vertical u horizontal. La instalación debe asegurar un perfecto ajuste entre el electroimán y la placa. Este tipo de cerraduras permite controlar de manera automática las puertas, incluso a la distancia.

La caja contenedora de la cerradura debe ser de acero inoxidable, aluminio u otra aleación. Se adapta a cualquier tipo de puerta. Resisten a la intemperie y la corrosión.

Estas cerraduras ofrecen una serie de ventajas: no requieren de llaves, no se desgastan, son ideales para sitios de alto tránsito.

Instalación de una cerradura magnética:

Montamos sobre el marco de la puerta la platina base, fijándola con tornillos.

Sobre la platina montamos la cerradura, también atornillada.

Sobre la puerta, enfrentada con la cerradura, montamos la pieza polar, la cual se ubica sobre la goma de base, atornillándola pero sin que quede demasiado ajustada, para que permita cierta oscilación que facilitará su ajuste con la cerradura.

El mantenimiento del automóvil

El mantenimiento del automóvil debe ser periódico como en cualquier máquina, para asegurarnos un óptimo funcionamiento y prolongar su vida útil.

Como cualquier otra máquina, los automóviles requieren de un mantenimiento periódico, el cual garantiza su buen funcionamiento. Para dar un apropiado mantenimiento deberemos ajustarlo al uso que hagamos del vehículo.

Todos los automóviles vienen acompañados de un manual para su conservación y mantenimiento, donde nos aconsejan la frecuencia de dichas tareas y sus características. Para esto es necesario conocer el funcionamiento de nuestro auto, para poder observar su buen estado.

Las diferentes tareas de mantenimiento del automóvil:

Entre las principales tareas de mantenimiento de nuestro auto, están el cambio de aceite, el inflado de los neumáticos, el combustible y el afinamiento del motor. Estas tareas garantizan el buen funcionamiento del vehículo y prolongan su vida útil.

Cambio de aceite:

El cambio de aceite depende de la calidad del mismo. Un aceite de altísima calidad como el Mobil 1, debe cambiarse cada 10.000km; uno de menor calidad como el Mobil Super S10w-4, debe cambiarse cada 7.000km. Por lo tanto, consultaremos las recomendaciones del fabricante de cada aceite para conocer la frecuencia de cambio.

Nivel de aire en los neumáticos:

La presión de aire en los neumáticos es un aspecto de gran importancia, aunque a primera vista pueda parecer un detalle banal, ya que de ello depende el rodamiento del vehículo.

La presión de aire debe controlarse por lo menos una vez al mes. Un neumático con déficit o exceso de aire tendrá un desgaste disparejo, lo que puede ocasionar un recalentamiento de los mismos, lo cual podría ocasionar un reventón, el que representa un serio riesgo, principalmente a velocidad elevada y en la carretera. También pueden elevar el consumo de combustible debido al rodamiento defectuoso.

Para chequear la presión de aire debemos medir los neumáticos fríos, ya que la presión aumenta cuando el automóvil ha estado funcionando. Por lo general se estima una presión entre 28 y 34 libras, y los neumáticos delanteros con algo menos de presión que los traseros, dependiendo del peso que el automóvil transporte.

Si constatamos una pérdida constante de presión en los neumáticos, significa que puede haber un problema de ensamblado de la rueda o tenemos una pinchadura. En dicho caso, debemos realizar la consulta con el mecánico.

El consumo de combustible:

Es aconsejable que procuremos ahorrar combustible, no sólo debido al elevado costo del mismo, sino para contribuir con el medioambiente, evitando generar gases nocivos.

Para ahorrar combustible debemos: utilizar el automóvil sólo cuando sea necesario, acelerar suavemente, frenar suavemente también, ambos aumentan el consumo de combustible. No forzar el motor. La velocidad económica en carretera es de 90 km/h.

Las bujías:

Cuando las bujías del motor no están en buenas condiciones, experimentaremos dificultades para encender el auto, la potencia será baja y el consumo de combustible será excesivo. Es necesario reemplazarlas.

Los cables de las bujías deteriorados provocan que el automóvil ande a los saltitos, por lo que deberemos cambiarlos.

Afinamiento del motor:

Para afinar el motor debemos limpiar los inyectores de combustible, cambiar los filtros de aire y de bencina, cambiar las bujías.

La frecuencia del afinamiento depende de la marca del vehículo.

Cuidados de un automóvil nuevo:

La fricción de las piezas del motor nuevo es mucho mayor que las de un motor ya usado. La adaptación de las piezas depende de la forma de conducir el vehículo durante los primeros 1.500km.

Para lograr un buen rodaje del motor evitaremos acelerar bruscamente, no excederemos las 3.000 revoluciones, tampoco sobrepasaremos los tres cuartos de la velocidad máxima del vehículo.

Los neumáticos nuevos no adquirirán su adherencia máxima hasta unos 500km de rodaje, por lo que debemos conducir a velocidad moderada.

Los frenos no cuentan con su mayor capacidad de fricción hasta los primeros 200km, por lo que es aconsejable frenar suavemente para evitar deslizamientos. Claro está, a menos que sea una emergencia.

Consideraciones para diseñar un jardín

A la hora de crear un jardín, realizaremos una cuidadosa planificación previa para asegurarnos el éxito del mismo. Para ello existe una serie de factores que debemos considerar.

Tener un jardín en casa es un sueño que todos podemos concretar, no necesitamos tener una gran extensión de tierra para hacerlo, incluso en un apartamento podemos crear un pequeño jardín con macetas.

Lo principal antes de construir nuestro jardín es planificarlo cuidadosamente, ajustándonos al espacio que efectivamente tenemos, la disposición de tiempo para atenderlo, las características del clima de la región y el presupuesto con que contemos. Tomando todo esto en cuenta, podremos formar nuestro jardín sin cometer errores.

Factores que inciden en el diseño de un jardín:

Hay una serie de factores que tendrán incidencia directa o indirecta sobre nuestro jardín y debemos tenerlos en cuenta para lograr un jardín hermoso y saludable.

• Clima y microclima: Es imprescindible conocer el clima de la región para una adecuada elección de las plantas que formarán nuestro jardín. Los elementos del clima que consideramos son los vientos, las lluvias y las temperaturas, pues esto determina las especies más favorables a nuestro jardín. Hay especies que requieren de mucho sol y poco agua, otras no resisten el calor, otras necesitan del frío para dar sus frutos.

Además del clima, tenemos el microclima, que es propio de nuestro jardín. Allí tendremos sectores muy castigados por el sol o con sombra permanente, lugares donde sopla el viento o viceversa. Esto determina el tipo de plantas que plantaremos en cada rincón de nuestro jardín.

• El tipo de suelo también tiene importancia para elegir nuestras plantas en los jardines en tierra. Debemos analizar el contenido de nutrientes que tenga el suelo, la textura, la composición, el pH, la salinidad, entre otros.

• El uso del jardín: este factor es de gran importancia, porque de acuerdo a la forma en que lo vamos a utilizar, diseñaremos nuestro espacio natural. Las posibilidades son infinitas, puede ser un jardín de recreación para los niños, para reuniones, ornamental, productivo (donde plantaremos árboles frutales, hierbas, etc.), de relajación (un jardín para meditar y contemplar la naturaleza).

• Equipamiento: Es muy importante el equipamiento de nuestro jardín, ya que es el complemento indicado para que podamos disfrutarlo al máximo. Dicho equipamiento dependerá de las características de nuestro jardín. Puede ser un jardín minimalista donde no ubiquemos ningún mueble, puede ser un jardín social, donde por el contrario, amoblaremos un sector importante del mismo para su uso constante (por ejemplo una piscina y la zona de solárium; una barbacoa, etc.). Buscaremos que el amoblamiento cubra todas nuestras necesidades.

• Elección de las plantas: La elección de las plantas que conformarán nuestro jardín es de gran importancia, pues de ser acertada, ya casi tenemos asegurado el éxito de nuestro jardín. En caso contrario, nos arriesgamos a tener un jardín mustio y sin vida. Entre los elementos que debemos considerar para la elección de plantas está la presencia de niños, en este caso deberemos evitar sembrar plantas que puedan resultar tóxicas (como la glicina, la hiedra, el acebo, las adelfas, melias, tejo, vinca, lantana, etc.), con espinas y toda planta que pudiera perjudicarlos. Las alergias son otro elemento que debemos considerar especialmente al elegir nuestras plantas y evitar las que sean alergizantes como: ciprés, cedro, olivo, pino, etc.

Una vez que hayamos planificado el jardín de nuestros sueños, sólo nos resta comprar los materiales y ponernos a trabajar.

Revestimiento con ladrillo visto

El revestimiento con ladrillo visto confiere un aspecto rústico a nuestros ambientes, pero a la vez cálido. Este revestimiento podemos combinarlo con muebles rústicos, de estilo, incluso con muebles ultramodernos.

Los revestimientos tienen gran importancia en la decoración de interiores, pues abarcan la mayor superficie de cada ambiente. Dichos revestimientos siguen ciertas tendencias y una de ellas es el revestimiento con ladrillo visto, una propuesta para crear ambientes rústicos y audaces que puede combinarse perfectamente con muebles de estilo o muebles ultramodernos.

El ladrillo aporta calidez a los ambientes, este efecto puede suavizarse o enfatizarse de acuerdo a nuestra predilección. Para ello utilizaremos la pintura como medio para aumentar o disminuir el efecto. Por ejemplo, si queremos darle un toque más sobrio, podemos pintar el ladrillo de blanco, pero si por el contrario, buscamos un ambiente más intimista y acogedor, utilizaremos algún tono marrón u ocre, que enfatizará la textura áspera del ladrillo.

Este revestimiento podemos aplicarlo en cualquier ambiente del hogar, pero se utiliza fundamentalmente para el comedor y el living.

Cómo realizar el revestimiento con ladrillo visto:

Para realizar este revestimiento utilizaremos ladrillos para revestimiento, que son más finos que los comunes, especialmente diseñados para recubrir paredes de la casa. Existe un tipo de ladrillos muy finos que pueden colocarse como si fueran mayólicas, son las tejuelas.

Antes de revestir la pared, debemos ponerla a punto, esto se hace eliminando todo rastro de humedad y suciedad, además de alisar su superficie para fijar más firmemente el revestimiento.

Para tratar una pared pintada, la lavaremos con una solución de hipoclorito de sodio con agua caliente, para quitar la grasa. Utilizamos un cepillo para esto. La pintura floja la eliminaremos con una lija.

Si la pared estuviera empapelada, deberemos retirar todo el papel y el pegamento antes de poder aplicar el revestimiento.

Antes de aplicar el revestimiento debemos elegir el diseño que queremos lograr. Generalmente se utiliza el mismo aparejo que se utiliza para la construcción de paredes, es decir, que las juntas coinciden con la parte central del ladrillo de la fina de abajo y de la de arriba. Trazaremos líneas horizontales sobre la pared para guiarnos en la instalación de los ladrillos de revestimiento.

Para colocar los ladrillos utilizaremos un adhesivo sintético especial para ladrillos, que es más sencillo que el mortero tradicional y no requiere el uso de materiales tan sucios como el cemento.

Para fijar los ladrillos comenzamos en la quinta hilera, pues de este modo podremos corregir cualquier desviación que haya en la pared o el piso.

Colocamos el pegamento en la cara posterior del ladrillo y lo presionamos con fuerza media para que se fije. Dejamos una junta de un centímetro alrededor de cada ladrillo. La disposición de los ladrillos nos obligará a colocar en las esquinas fila por medio, un ladrillo cortado a la mitad. Podemos cortar nosotros el ladrillo o comprar las piezas medias, dependiendo del tipo de ladrillo que utilicemos.

Para mantener los ladrillos alineados utilizaremos el auxilio de una regla. Las juntas podemos guiarlas con una cuña de madera, que deberemos retirar antes de que el adhesivo seque por completo.

Cuando terminemos de revestir las paredes, sellaremos el ladrillo contra la humedad y la grasa con un hidrófugo.

El estilo campestre

La decoración tiene sus modas al igual que otras disciplinas, pero hay estilos que permanecen inamovibles a pesar del paso del tiempo, uno de ellos es el estilo campestre.

La decoración no está a salvo de los cambios de la moda, al igual que otras disciplinas sigue las tendencias de cada época, sin embargo, existen algunos estilos que se resisten a desaparecer y continúan vigentes a pesar de los caprichos de cada tiempo. Uno de estos estilos inamovibles es el campestre.

La decoración campestre o rústica está inspirada como su propio nombre lo dice, en la vida en el campo, donde los motivos de la naturaleza, las flores, los colores de la tierra, las texturas rústicas, dominan cada detalle.

Este estilo se asocia con la naturaleza, el verano o la primavera, la vida al aire libre y los colores dominantes son los colores de la tierra, los ocres, marrones, amarillos, granates, verdes, los cuales producen una sensación de relax y calidez.

Consejos para decorar con estilo campestre:

Si deseamos redecorar nuestro hogar con el estilo campestre, debemos tener en cuenta el mobiliario existente, puesto que este estilo no combina con un mobiliario minimalista, de diseño moderno, o con estilos ornamentados (como Luis XV, Chippendale, Victoriano, etc.). Aunque si tenemos un presupuesto holgado podemos cambiar todo nuestro mobiliario para adaptarlo al estilo que queramos.

En el estilo campestre, los espacios protagónicos son la sala y la cocina, pues está asociado al estilo de vida hogareño, con una cocina de grandes dimensiones donde siempre se está horneando el pan y una familia numerosa que se reúne para compartir alimentos y momentos de distención. Estos hogares nos transportan a la atmósfera del campo y a un estilo de vida más relajado y tranquilo.

La madera es el principal material de este estilo, apareciendo al natural, sin adornos ni barnices. El mobiliario es de maderas nobles, pesado y resistente, despojado de ornamentos y elementos superfluos.

Entre los muebles, la mesa de comedor tiene un papel protagónico, debe ser amplia y sólida. La acompaña un aparador o alacena con puertas vidriadas que permitan lucir la vajilla.

En la cocina, la mesa y el hogar son los protagonistas. Podemos optar por una cocina de aspecto antiguo, pero también podemos utilizar una moderna, que disimularemos con detalles decorativos como unas ramas de hierba seca, una funda de tela gruesa para cubrirla mientras no se usa. Los electrodomésticos pueden guardarse fuera de la vista o adornarse con ramitos de flores secas, jarrones de barro o cobre, frutas frescas u otros elementos.

Los dormitorios tendrán camas de maderas naturales, sólidas y lisas, pueden contar con un cabecero importante o un dosel. El cubrecama puede ser un acolchado de plumón para el invierno o un patchwork para el verano. Los cortinados y cojines tendrán motivos florales y colores naturales.

El baño puede incorporar baldosas rústicas o piedra en su revestimiento. También podemos agregarle artefactos de aspecto antiguo y grifería envejecida.

Las telas de tapicería, cojines y manteles preferirán los floreados o los motivos de cuadros y los colores apagados y naturales.

Para dar el toque final, flores frescas o secas en todos los ambientes conforman el detalle de frescura y alegría, muy acorde con este estilo.

Decoración de paredes con esténcil

Para decorar las paredes tenemos una amplia gama de técnicas, una de las más efectivas es el esténcil. Esta técnica requiere del uso de plantillas para crear un diseño de colores sobre la pared.

Las paredes suelen ser las grandes olvidadas a la hora de decorar nuestro hogar, pero debido a su tamaño y presencia constituyen un elemento dominante de cada ambiente, pues conforman la membrana envolvente de todo espacio interior. Es por esto que debemos atender a su decoración con especial cuidado para obtener el éxito en todo emprendimiento decorativo.

A la hora de decorar nuestras paredes podemos elegir entre una inmensa variedad de técnicas y materiales, dependiendo del efecto que estemos buscando. Una técnica sencilla, pero que puede darnos resultados espectaculares si la sabemos aplicar bien, es el esténcil o estarcido.

El esténcil toma su nombre de la propia técnica, ya que se utilizan plantillas (esténcils) que reproducen repetidamente un mismo diseño. Consiste en aplicar una plantilla sobre la superficie que deseamos decorar y luego aplicarle el color de pintura elegido mediante una esponja, muñequilla o pincel especial.

Para decorar con esténcil no necesitamos cubrir toda la pared con nuestro motivo, ni siquiera todas las paredes de una habitación, sino que basta con aplicarlo en sitios estratégicos para lograr el efecto deseado. Por ejemplo podemos hacer una guarda en todas las paredes de una habitación, o hacerla sólo en dos o tres de las paredes y dejar libre la pared del ventanal o la de la puerta.

Cómo decorar una pared con esténcil:

Tenemos dos opciones para nuestros esténcils, podemos comprar las plantillas ya prontas o podemos hacerlas nosotros mismos. En caso de comprarlas, tenemos una amplia variedad de diseños en las casas especializadas.

Si deseamos hacer nuestro propio esténcil, debemos elegir el motivo primero y luego el material para hacer las plantillas. Es conveniente que hagamos al menos cuatro, pues se van deteriorando a medida que pintamos.

Para fabricar los esténcils podemos utilizar simplemente cartulina blanca o podemos comprar acetato. En lo personal prefiero el acetato, es más resistente y es impermeable.

Pasamos el motivo elegido al acetato y luego lo recortamos con una tijera. A continuación marcamos los sitios donde pintaremos el motivo (si queremos hacer una guarda, utilizaremos un hilo de lado a lado de la pared, que posicionaremos con un nivel para que quede horizontal y lo sujetaremos con cinta de carretero, de modo que nos sirva de guía para trasladar el esténcil sobre él).

Una vez que tenemos nuestras marcas comenzamos el estarcido. Colocamos la plantilla en la posición más a la izquierda y más alta de la pared (si es una guarda van todas a la misma altura), la sujetamos con la cinta de carretero.

En un plato colocamos un poco de la pintura elegida para el motivo y mojamos una esponja en la pintura. Descargamos el exceso en papel de cocina y damos toques suaves sobre el esténcil hasta cubrir los huecos. Cuando terminamos, retiramos con cuidado el esténcil, lo limpiamos con papel y lo colocamos en la siguiente posición.

Tener varios esténcils nos permite agilitar el trabajo, pues podemos posicionarlos todos y luego pintar. Después los reubicamos todos y volvemos a pintar. Esto reduce los tiempos bastante. Cuando completamos una pared, seguimos con la siguiente a la derecha.

Cómo instalar un desagüe de PVC

Las tuberías de desagüe sufren el desgaste del tiempo y el uso, al igual que cualquier otro elemento constructivo. Por eso debemos sustituirlas cuando presenten problemas o pérdidas.

Las tuberías de desagüe, al igual que todas las partes de una construcción tienen un desgaste permanente, el cual puede ocasionar serias patologías a la construcción si no se les da el debido mantenimiento.

Muchas veces nos encontramos con roturas o fisuras en los tubos de desagüe que requieren de una sustitución total o parcial y para este caso, los tubos de PVC son una excelente solución, tanto por la facilidad con que se trabajan, como por su versatilidad y resistencia. Además, estos tubos tienen un coste significativamente menor que los otros.

Antes de realizar una instalación con tubos de PVC, vamos a señalar el recorrido que los mismos emplearán para calcular el metraje y la clase de conexiones que necesitaremos. Para las conexiones se utilizan piezas especiales: codos, uniones, doble uniones, uniones en T. Los tubos se presentan en distintas dimensiones y grosores, de acuerdo al tipo de evacuación requerida.

Cómo realizar la instalación del desagüe de PVC:

Diseñamos el recorrido de las tuberías teniendo en cuenta los elementos que van a desagotar (lavabos, duchas, fregaderos, desagües de patio, etc.), pues de acuerdo al tipo de desagüe y caudal, necesitaremos distintos tipos de tubos.

Cuando tenemos el diseño de nuestro circuito de desagüe listo, podemos contar los tramos de tubo que deberemos cortar y sus uniones.

Para cortar los tubos debemos marcar la medida exacta de cada tramo, lo hacemos empleando un rotulador permanente y luego cortamos con una sierra de calar o una sierra de dientes finos. Lo más apropiado es ir cortando cada tramo de tubo a medida que se va haciendo la instalación, pues pueden darse pequeñas diferencias en las mediciones, que de tener todos los tramos ya cortados, podrían ser irreparables, lo que nos obligaría a tirar una parte del material.

Una vez que se ha realizado el corte de un tramo, se lijan los bordes con una lija muy fina, para quitar todas las rebabas. Luego se realiza la rosca en cada extremo de la sección de tubo, con una terraja para PVC.

Cuando tenemos el tramo listo, procedemos a unirlo con la instalación mediante una unión simple, codo o T, de acuerdo al caso. Las uniones deberán estar recubiertas por dos o tres vueltas de cinta de teflón para que el ajuste sea más estanco. Una vez instalada la unión, sellamos los bordes de la misma con pegamento para PVC, de esta manera nos aseguramos que la unión no pierda, a pesar de las variaciones de tamaño ocasionadas por los cambios de temperatura.

Si la tubería va empotrada, nos resta cubrirla con el material que corresponda (cemento, yeso, enlucido, etc.).

Cómo colocar una toma telefónica

Es frecuente que deseemos instalar otro teléfono en el hogar y para hacerlo necesitaremos una nueva toma, por lo que deberemos instalarla. Esta es una tarea sencilla que podemos hacer aunque no tengamos experiencia.

Muchas veces ocurre que deseamos instalar otro aparato telefónico en nuestro hogar y por lo tanto, debemos instalar una toma telefónica adicional. Esta tarea no es difícil y podemos hacerla nosotros mismos si nos damos un poco de maña.

Para instalar la nueva toma, no necesitamos hacer una instalación empotrada, debido al escaso grosor de los cables telefónicos que nos permite hacerla por fuera (aparente), colocando el cableado junto al rodapiés u otro elemento de la decoración.

Cómo realizar la instalación de la nueva toma telefónica:

En primer lugar mediremos la distancia entre la entrada de la línea telefónica y la nueva ubicación, para conocer la cantidad de cable que necesitaremos.

Desmontamos la nueva toma y la presentamos en la pared, en la posición elegida y la marcamos con un lápiz.

Taladramos en los puntos señalados para la fijación. Para ello utilizaremos una widia con un diámetro acorde al de los tacos. Insertamos los tacos de nylon en la pared.

Ahora ubicamos la caja de la toma en su posición y ajustamos con los tornillos o tirafondos.

Es tiempo de proceder con la conexión de la toma. Pelamos los extremos del cable y torneamos los hilos de cobre para conectarlos a sus respectivos bornes.

Cerramos la tapa de la toma y vamos a conectar el extremo que va en la toma de salida preexistente. En este extremo debemos fijar el enchufe modular con una prensa para enchufes modulares. Ya está listo para conectar.

Nos resta fijar el cable a la pared, lo cual podemos hacer mediante grapas sujetacables de pared, o instalando una canaleta. Las grapas sujetacables las utilizamos para fijar el cable junto al rodapié o a otro elemento que lo disimule, como puede ser una alfombra.

La canaleta la empleamos cuando no existe posibilidad de disimular el cable, para que resulte más estético. En este caso, debemos pensar la instalación en tramos rectos, realizando el recorrido más corto posible entre una toma y la otra. Cortaremos los tramos necesarios de canaleta y luego retiramos la tapa. Estas canaletas suelen traer una banda adhesiva en su parte posterior para fijarlas a la pared, retiramos el papel protector y fijamos el tramo de canaleta a la pared, cuidando de que quede perfectamente horizontal o vertical, según sea el caso. Pasamos el cable por las canaletas y las cerramos con la tapa.

Finalmente, conectamos la nueva toma a la vieja y luego conectamos el teléfono a la nueva toma. Sólo nos resta comprobar que todo funciona correctamente, para disfrutar de nuestra nueva toma telefónica.