Cómo construir una chimenea

Hay distintos tipos de chimeneas, pero las francesas son las más populares. Estas chimeneas requieren de mucha albañilería para su construcción y puede ser bastante compleja para novatos.

Hay muchos tipos de chimeneas, pero las que asociamos universalmente con ese nombre, son las chimeneas francesas. Estas chimeneas requieren un trabajo de albañilería complejo que no todo el mundo está en condiciones de abordar. Por ello les recomendamos que consulten con un constructor antes de emprender este tipo de trabajo si no cuentan con experiencia previa.

Estas chimeneas se presentan en variados tamaños y formatos, podemos escoger el que mejor se adapte a la estancia en que vamos a ubicarla.

Podemos utilizar diversos materiales para construir la chimenea: piedra, losa o ladrillo refractario, bloque, etc. Estas chimeneas están regularizadas y su forma interior no se refleja necesariamente en el exterior, pues el acabado puede ocultar la mampostería detrás de tabiques de madera o enyesados.

Se pueden emplear reguladores de tiro prefabricados, los que se forran con ladrillo refractario. En la parte superior del tiro lleva una repisa que desvía los tiros descendentes de la chimenea.

Cuando se deja la mampostería vista, se ahorra en acabado y esto permite dejar el muro de ladrillo completamente visto. Para armonizar, se revocarán o recubrirán las restantes paredes de la habitación, de este modo la chimenea cobra protagonismo.

Cómo fabricar la chimenea:

En primer lugar debemos definir la ubicación de la chimenea, pues de ello depende su óptimo funcionamiento. Deberá estar emplazada sobre una pared desde la cual el calor se disperse por la mayor superficie que sea posible.

Si la chimenea está situada sobre una pared interior, podemos también dejar visto el ladrillo del otro lado de la pared, creando un efecto decorativo rústico y además, se aprovecha mejor el calor.

Para que una chimenea francesa tenga un buen funcionamiento, la altura de la abertura del hogar no debe superar los 84cm. Se suele utilizar reguladores de tiro prefabricados con gargantas metálicas, que tienen mejor tiraje por ser más lisos que los de ladrillo.

La repisa para el humo del regulador de tiro debe tener entre 15 y 30cm de profundidad con una superficie lisa y cóncava. El humero de la chimenea debe tener un tamaño acorde con el tamaño de la misma.

Para construir la chimenea marcamos en el suelo la zona en que se ubicará y comenzamos a colocar los ladrillos de canto, formando la caja de la chimenea.

El piso se forma sobre una capa de mortero refractario, donde se aplican los ladrillos o losas. Es posible darle cualquier forma que se desee. La colocación del piso se hace desde afuera hacia adentro para que los recortes queden al fondo.

Cuando el suelo está seco, revestimos las paredes interiores con ladrillo refractario.

La campana extractora se hará con ladrillo tabiquero o machihembrado. La pared de la campana está inclinada a 45º y tiene forma de cono, hasta la altura donde se conecta con el tubo de la chimenea. La campana se deja secar un día por lo menos, antes de aplicar el revestimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *